Yo tampoco

CONSEJOS Y PAUTAS DE BOOKING PARA LOS COMENTARIOS

0 Comments

Tengo fotografías de los dos primeros, adolescentes, y como fondo -en la memoria- va el río turbio de Orihuela.

Como conocer - 582812

Menú de navegación

Entre otras cosas porque ya se ha hecho, y porque ya se ha escrito sobre él, aunque para mí, y de su obra, nunca de forma suficiente, por eso voy a dedicar estas palabras escritas a abocetar una semblanza del gran pensador y escritor oriolano. Canta el Segura entre los cañaverales. Allí se podía aventurar al escondite, como también a las bolas, para lo que hacíamos en la tierra, pequeños hoyos con las manos, a los que hacerlas llegar, y así ganar la partida. Tenemos avaricia por cambiar impresiones. El río Segral de Oleza. En cambio, cuando tropiezo a Paco Garrigós o Julio Calvet La decadencia de la flauta y el reinado de los fantasmas. Precisamente hoy decenas de postulantes y padres de familia desarrollaron un plantón en los exteriores de la Administración de Admisión de la universidad para señalar que la anulación del examen los perjudica económica y emocionalmente.

Stories inside

Parece que estas vueltas comenzaban para los señoritos del casino cuando este, perfectamente tarde cerraba sus grandes puertas, y para los señoritos no del casino: del Zara o del Palas, o de otros lugares, tras tomarse el café, y acaso la copa de licor. Y yo creo que esto es así, y por eso lo suscribo, desde mi afecto a un tiempo y a unas gentes, que intento imaginar y conocer. Gabriel época ellos, esos dos que admiré y quise para eterno. Yo poseo un ejemplar del libro Vida y acción de Ramón Sijé, dedicado por su autor, quien fuera mi amigo y también tempranamente desaparecido, Pepe Muñoz Garrigós, con esta cariñosa dedicatoria: «A Julito Calvet, con el abrazo cordial de Pepe». En el añohubo una segunda edición facsímil igualmente publicada por el Ayuntamiento de Orihuela.

Document details

Y no quedaba ya nada por largar ni de contar. Y aquella panadera fue Josefina Fenoll Felices, hermana benjamín de su amigo Carlos Fenoll, quien en evocó aquellos amores de su hermana con Ramón Sijé, y nos dice, tras hacer memoria de aquella calle y de su tahona: «Vino a ella Ramón Sijé, recién salido al amor, tras su estrella amorosa, Josefina. El abogado calificó de legal el indulto al considerar que se fundamentó el grave estado de salubridad del expresidente. Su alta ilusión. El río Segral de Oleza. Fue, por el contrario tan brillante que su sabiduría y conocimiento llegó a anochecer entre sombras, a segar como un suspiro su existencia de pocos años».

Disponibilidad

Actualidad he vuelto de nuevo aquí. En el añocomo al principio dije, se publicó, el libro-programa Ramón Sijé: Alcance y sombras. Un volar delirante de golondrinas y palomos. Si así afuera, todo nos parecería fuera de contexto.

Inédito durante muchos años, fue por fin publicado en el año depor el Instituto de Estudios Alicantinos, con un excelente prólogo de Manuel Martínez Galiano. Muchas veces he tenido que estudiar sin luz y sin buena comida y sé lo duro que es estudiar en esas condiciones. Lamentablemente, la respuesta del Estado ha sido pobre siempre. El sincretismo de Ramón Sijé apunta horizontes geniales».

Leave a Reply

Your email address will not be published.*