Yo tampoco

HAZ CASO A LA CIENCIA: LAS PARTES ERÓGENAS DE LA MUJER Y CÓMO HACER QUE DISFRUTEN

0 Comments

Ya cada persona pueda disfrutar de su cuerpo de manera muy diferente y existan preferencias en cuanto la estímulo de ciertas zonas, no se han encontrado diferencias significativas en cuanto a la edad, la raza, el amor, la cultura de las personas, tampoco a su orientación sexual, al designar sus zonas erógenas.

Donde puedo conocer - 756924

1. La zona interior de la muñeca

Del resto del cuerpo, son los jeta 7,,0 los mejores valorados por su capacidad erógena por ambos sexos. Muchos de nosotros olvidamos que existen zonas erógenas en todo el cuerpo, y sorpresivamente, estos puntos deliciosos son similares para tanto hombres y mujeres. O esto: Mientras besas su cuello, ve hacia arriba respirando ligeramente sobre su oreja y luego succiona el borde de su oreja. Esta zona en los hombres tiende a ser olvidada, pero para algunos sus pezones son increíblemente sensibles. Parece bastante lógico al ser una de las zonas que se activan en los primeros acercamientos sexuales, a través del tacto a través de los besos, de allí su alta implicación en la activación del deseo y la excitación venéreo humana. Prueba esto: Intenta un elocución de beso apasionado como de película; besa los labios de tu galán y soba suavemente tu lengua con la suya — si tu galán responde bien, trata también de beber su labio inferior. Esto es genial para liberar tensiones.

¿Qué le sucede?

Ejercicio esto: Alterna entre besos y mordiscos suaves en el cuello — el contraste es excitante. Si a un simple movimiento de las yemas de los dedos le añadimos un poquito de picardía y caricias que vayan desde el cuello hacia la barba y desemboquen por toda la cara, activaremos otras muchas zonas y conduciremos a la otra persona a un estado de bienestar y calma. Las orejas Las orejas tienen muchas terminaciones nerviosas, por eso son otra faja erógena a tener en cuenta. A cada una le gusta una cosa, de una determinada forma y a un ritmo y orden distinto. Asentaderas Hay millones de terminaciones nerviosas en el trasero. Es necesario innovar y explorar nuevos destinos del mapa del placer para llevar a la otra persona a un clímax inesperado y satisfactorio. Muchos de nosotros olvidamos que existen zonas erógenas en todo el cuerpo, y sorpresivamente, estos puntos deliciosos son similares para tanto hombres y mujeres.

Account Options

Realmente, los pies resultan sexys a muchas personas, sin embargo, tres de cada cuatro personas, siendo la muestra deasignaron un valor erótico cero a los pies en el estudio de Turnbull, quien afirmó al constatar este acción que, que uno disfrute viendo unos pies subidos a unos tacones, no significa obviamente que se experimente una intensidad sexual al tacto. Podemos accionar cada parte del cuerpo con una simple caricia, un abrazo o un masaje. Muchos de nosotros olvidamos que existen zonas erógenas en todo el cuerpo, y sorpresivamente, estos puntos deliciosos son similares para tanto hombres y mujeres. De esta manera, al estimular los pies se activarían los vegüenzas, por ejemplo, debido a que en el mapa de la corteza somatosensorial -S1, estas dos partes del cuerpo se localizan juntas. Otras personas encuentran esta activación a través de la alimentación o gastronomía, por ejemplo, o con la actividad física. De allí que existan los fetiches o una persona consiga excitarse o alcanzar el clímax con la estimulación del tobillo, la muñeca, chupando un dedo de la mano o el pie, o incluso a través de la simple fantasía. O esto: El juego anterior no solo pasa en el pieza — la próxima vez que estén fuera caminando juntos y tomados de la mano usa tu pulgar para acariciar el interior de su cintura. Prueba esto: Cuando estés sentado opuesto a tu pareja — en una mesa puede funcionar bien — mantengan contacto visual mientras sostienes su muñeca con tu mano y usa el pulgar de tu otra mano para acariciar el centro del interior de su muñeca.

O Esto: Cosquillea, besa y gentilmente pellizca la piel del pie y dedos o acarícialos. Normalmente abandonadas, excitarlas bien puede llevar a que la madama se estremezca y sienta un cosquilleo nuevo. Feliz y placentera investigación. La zona interior de la muñeca La muñeca, y especialmente su interior, es muy sensible y puede llegar a ser muy excitante. Es importante que utilices el peso de tu cuerpo para activar cada zona que toques. Podemos activar cada parte del cuerpo con una simple caricia, un aceptación o un masaje. Presta atención a las señales. De esta manera, al estimular los pies se activarían los genitales, por ejemplo, debido a que en el mapa de la bagazo somatosensorial -S1, estas dos partes del cuerpo se localizan juntas. Prueba esto: Cuando estés sentado opuesto a tu pareja — en una mesa puede funcionar bien — mantengan contacto ocular mientras sostienes su muñeca con tu mano y usa el pulgar de tu otra mano para acariciar el centro del interior de su muñeca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*