Yo tampoco

BEAUMONT W. LUCAS DR. ALQUILER DE AUTOS

0 Comments

Al mismo tiempo, la eliminación de ese artesanado, el exterminio de la reducida burguesía, quitaron al obrero toda expectación de convertirse él mismo en adinerado. Sólo los jóvenes usan gorra en las ciudades industriales.

Sitios para conocer - 424295

Personne auteur : Hevia Ricardo

Mencionaré asimismo que casi todas las industrias se establecen junto a las tres corrientes de agua o de los diferentes canales que se ramifican a través de la ciudad, y describiré ahora los barrios obreros propiamente dichos. El primer patio río abajo de Ducie Bridge se llama Allen's Court; cuando la epidemia de cólera , se hallaba en tal estado que las autoridades sanitarias lo hicieron defecar, limpiar y desinfectar con cloro; el Dr. Al mismo tiempo, la abolición de ese artesanado, el exterminio de la pequeña burguesía, quitaron al jornalero toda posibilidad de convertirse él mismo en burgués. Con la excepción de este barrio comercial, toda la localidad de Manchester propiamente dicha, todo Salford y Hulme, una importante parte de Pendletan y Chorlton, dos tercios de Ardwick y algunos barrios de Cheetham Hill y Brougton, no son estrella un distrito obrero que circunda el barrio comercial como un cinturón, cuya anchura promedio es de una milla y media. Lo mismo ocurre en Irlanda. Pero cuando se entra en las ciudades propiamente, se hallan pocas cosas regocijantes. Pero esto no es nada en comparación con las callejuelas y patios traseros, a donde se llega por pasadizos estrechos y cubiertos por los que apenas pueden cruzarse dos personas.

Sitios para - 653176

Tenemos en primer lugar la ciudad de Manchester, entre el límite norte del distrito comercial y el Irk. El hombre, demasiado viejo y débil para poder tener un empleo regular, se ganaba el sustento transportando estiércol y otras cosas en su carretilla; un lagunajo de agua de estiércol llegaba casi hasta su establo. Hay pocas calles en el fondo estrecho del valle; la mayoría se cruzan y entrecruzan, suben y descienden. Las declaraciones de los testigos tenían que anatomía muy sencillas y claras, desprovistas de todo equívoco, y la burguesía —entre la cual se había seleccionado el jurado— siempre hallaba una salida que le permitía escapar a este dantesco veredicto: muerte por hambre. De tiempo en cuando, cuando existe el borrasca de epidemias, la conciencia de las autoridades sanitarias, ordinariamente muy soñolienta, se alarma un poco; entonces emprenden expediciones a los barrios obreros y clausuran toda una serie de sótanos y cottages, como fue el caso en varias callejuelas en la vecindad de Oldham Road. Los tenderos y los fabricantes adulteran todos los productos alimenticios de una manera verdaderamente insoportable, con desprecio total de la salud de aquellos que los deben consumir. El predicador de la vieja iglesia de Edimburgo, el Dr. De ésta parten, de ambos lados, una multitud de callejuelas estrechas y tortuosas, llamadas wynds debido a sus numerosas sinuosidades, que descienden de la colina y constituyen el barrio proletario.

Detalles de la oficina para Beaumont W. Lucas Dr.

Consideremos primeramente la vivienda. Por otra parte, las calles sirven de secaderos, cuando hace buen tiempo; se amarran cuerdas de una casa a la de enfrente, y se cuelga la gala mojada a secar. La gente no tenía muebles, vivían sin nada; frecuentemente dos parejas vivían en una apartamento. En efecto, cuando la epidemia amenazó, un pavor general se apoderó de la burguesía de la ciudad; de pronto se acordó de las viviendas insalubres de los pobres y tembló ante la certidumbre de que cada uno de esos malos barrios iba a constituir un foco de ola, desde los cuales extendería sus estragos en todas direcciones hasta las residencias de la clase poseedora. Como por todas partes, la parte antigua de la ciudad es particularmente vetusta e incómoda. Y ello es realmente así.

Leave a Reply

Your email address will not be published.*